Junta General

Mañana viernes celebramos la junta general. Será a las 5 en el comedor del colegio, con los siguiente puntos:

– Nuevas incorporaciones a la junta directiva

– Renovación y nuevas incorporaciones al equipo de delegados de aula y nombramiento de delegados principales. Esperamos a todos los que queráis colaborar, no hay ningún compromiso. Cada actividad se organiza en función de los que podamos asistir.

– Estado de las cuentas

– Punto excepcional: medidas a tomar respecto a morosidad

– Propuestas: equipo alumnos delegados de aula y actividades futuras

– Ruegos y preguntas

SE REPARTIRAN CALENDARIOS DE ADVIENTO DE CHOCOLATE A LOS ASOCIADOS

Si no puedes asistir contacta con tu delegado de aula

Para manteneros informados: ampamozart.wordpress.com   www.facebook.com/ampamozart  y el tablón del colegio

Anuncios

Lo que pasa cuando tú pasas

La eliminación de la participación real en los Consejos Escolares es un ejemplo de retroceso de la Democracia

Chus Villar

Este jueves, 28 de noviembre, en torno a un millón y medio de valencianos están convocados a participar en unas elecciones: no decidirán quién será el próximo alcalde de su municipio, ni el próximo presidente autonómico, sino algo directamente relacionado con las personas que seguramente más le preocupan, sus hijos. Ese día, los padres y madres de casi 1.800 colegios, institutos y otros centros de la Comunidad pueden decidir quién les representa en el órgano de gobierno de estas organizaciones, el Consejo Escolar. Se trata de una figura con un poder de decisión real en la que están representados todos los sectores de la comunidad educativa, y al que la nueva ley de educación, la LOMCE, los quiere convertir en meros órganos consultivos, en una pantomima de participación desinflada, lo que acabaría con 33 años de trayectoria democrática en la organización y funcionamiento de los centros.

Seguramente, la mayoría del censo electoral de padres y madres no conoce la capacidad de decisión ni las competencias de control y gestión que tienen los Consejos Escolares, y quizás eso explique que en la Comunidad Valenciana la participación de las familias en estas elecciones ronde el 10%. También eligen a sus representantes este jueves los docentes, el personal de administración y servicios y los alumnos de Secundaria, pero para estos es posible que el día a día en las aulas les haga estar más comprometidos con la participación, pues los porcentajes de voto aumentan significativamente (superan el 80% en el caso del profesorado y resto del personal y está por encima 50% en el del alumnos).

No es la primera vez que un Gobierno del PP intenta eliminar la capacidad de decisión de profesores, alumnos y padres quitando las competencias ejecutivas al Consejo Escolar. Cuando los populares acceden por primera vez al poder en España (1996) se plantean cambiar este modelo de participación amparado por la Constitución, que había establecido la UCD de Suárez en 1980 con la LOECE y en el que habían profundizado los gobiernos socialistas con la LODE (1985) y la LOPEG (1995). De este modo, en 2002, con Aznar en su segunda legislatura como presidente, se aprueba la LOCE y, por primera vez en la reciente historia democrática, se decide que los Consejos Escolares dejen de ser órganos de gobierno de colegios e institutos, pues esa función sólo se reserva al equipo directivo del centro. Sin embargo, esta ley prácticamente no llega a desarrollarse, a causa de la victoria de Zapatero en las elecciones del 2004 y la ley educativa de 2006 (la LOE, actualmente vigente).

Ahora, de nuevo en el poder y con mayoría absoluta, los populares vuelven a intentar instaurar su concepto de educación: la LOMCE (que está a punto de ser aprobada definitivamente en el Congreso de los Diputados) plantea que los centros se rijan como empresas: el director sale enormemente reforzado en sus competencias como figura gestora dependiente de la administración, los centros serán financiados en base a proyectos y cumplimiento de objetivos y la comunidad educativa queda como una voz que puede proponer y opinar, pero a la que nadie tiene el deber de hacer caso.

Pongamos ejemplos concretos del cambio de paradigma. Actualmente, el Consejo Escolar (es decir, los padres, los alumnos, la dirección, los docentes y resto de personal) tiene las funciones de aprobar y evaluar documentos básicos de organización y funcionamiento del centro (proyecto educativo, proyecto de gestión, programación general anual, plan de acción tutorial, plan de convivencia, reglamento de régimen interno…); decidir sobre la admisión de alumnos y fijar cuáles son las directrices para colaborar con otras organizaciones con fines educativos (como el ayuntamiento u otros centros y entidades).

Cuando se apruebe la LOMCE, la participación perderá todo su contenido: la ley elimina cualquier palabra que suene a poder de ejecución, de forma que se pasa de “decidir”, “aprobar” o “fijar” a los conceptos de “proponer”, “informar”, “analizar”, “valorar”… Así, la comunidad educativa ya no aprobará (o rechazará) los importantes documentos antes mencionados, que suponen decidir y gestionar el centro tanto en su proyecto general como en su ejecución año a año, en múltiples aspectos como horarios, concreciones del currículum de áreas y materias, actividades complementarias, cuestiones disciplinarias, presupuesto anual, comedor… Ahora, los consejeros escolares tendrán voz, pero no voto real.

No sabemos si la LOMCE será una nueva LOCE que no llegue a aplicarse, posibilidad en la cual deposita sus esperanzas la inmensa mayoría de la comunidad educativa y los partidos de oposición, pues es sabido el rechazo frontal que la ley está teniendo en la calle y en el parlamento. La LOMCE, cuyo calendario de aplicación comienza el próximo curso, entrará en vigor de forma escalonada, por lo que no se sabe a ciencia cierta cuándo se empezará a aplicar lo relativo a los Consejos Escolares. A esto hay que sumar que en 2015 tenemos elecciones generales y que si de ellas sale un gobierno de otro color la ley será derogada, como ya ha prometido la oposición.

En el caso de que la norma entre efectivamente en vigor, ¿qué ocurriría en los Consejos Escolares? Todo va a depender del talante, la profundidad de las convicciones democráticas y valentía del director del centro (que es el presidente del Consejo). Habrá directores (y algunos ya lo están anunciando) que continuarán basando muchas de las decisiones sobre la gestión educativa en lo que la comunidad realmente quiera, de forma que las actas oficiales reflejarán votos consultivos, pero en la práctica se estará actuando conforme al modelo de democracia participativa efectiva.

No obstante, en muchos otros lugares, donde la dirección no quiera o no se atreva a apostar en ese sentido, la palabra de los representantes en cada Consejo se convertirá en un predicar en el desierto. El peligro es que los consejeros no quieran ser cómplices de la farsa y declinen acudir al órgano. Seguramente es lo que persigue esta administración: dejar morir la participación por inanición y por hastío, y luego tener la excusa perfecta para justificar sus actos porque los ciudadanos no están interesados en esta forma de tomar las decisiones, por mucho que los “progres” se empeñen. Ya lanzó un globo sonda el exconseller Font de Mora en 2009, cuando tras unas elecciones a Consejos Escolares en la Comunidad declaró a un periódico que el escaso 8% de participación del sector padres/madres en aquella ocasión suponía que “la legitimidad democrática de los elegidos quede cuestionada por su escasa representatividad”.

La falta de participación social les viene de perlas para justificar la demolición de la democracia real. Sin embargo, la cada vez más baja asistencia a las urnas para votar a los políticos cada cuatro años no la utilizan como argumento para eliminar esos comicios, pues de ellos viven… ¿o quizás sí lo harán? Cuidado. Así se empieza a caminar hacia las dictaduras.

Vía: http://www.eldiario.es/cv

Los cambios que introduce la LOMCE en el sistema educativo

Los cambios más importantes que introducirá la LOMCE en el sistema educativo español según el proyecto presentado por el gobierno son los siguientes:

  • Pruebas externas de evaluación (o “reválidas”): Al finalizar cada etapa educativa los alumnos serán evaluados mediante unas pruebas externas, que en la ESO y en el Bachilleratotendrán el carácter de las antiguas “reválidas” pues si no las superan los alumnos no podrán pasar a la etapa siguiente —la prueba al final de la primaria tendrá, en cambio, sólo valor “orientativo”—. Con ello, según el proyecto, se pretende, además de valorar externamente la eficiencia del sistema, «fomentar la competitividad y la cultura del esfuerzo». La prueba final del Bachillerato sustituye a la selectividad, aunque cada universidad o facultad puede elaborar una prueba de acceso propia, por lo que el alumno en ese caso tendrá que superar dos exámenes para poder entrar en ellas. El alumno que suspenda la “reválida” del final del Bachillerato tendrá, en cambio, la opción de acceder a la Formación Profesional de grado superior.1
  • Itinerarios en el segundo ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO): En 3º de ESO los alumnos tendrán que elegir entre dos itinerarios diferentes, uno conducente a la Formación Profesional y otro al Bachillerato. Se adelanta, pues, un curso el momento de tomar esa decisión que la LOE situaba en 4º de ESO. Así, por ejemplo, los dos niveles de Matemáticas A y B se empezarán a impartir en 3º y no en 4º como hasta ahora. Otra novedad es que los alumnos que repitan 2º de ESO dos veces —un supuesto que no existe en la actualidad pues los alumnos que repiten un año promocionan automáticamente a 3º de ESO— podrán acceder a una nueva FP llamada “básica”, que sustituirá a los actuales PCPI (Programas de Cualificación Profesional Inicial) y en la que los alumnos aprenderán los rudimentos de un oficio validado con un certificado del Ministerio de Trabajo. El proyecto de ley atiende a una de las críticas formuladas a esta FP “básica” y no será una vía muerta con lo que los aprobados podrán cursar FP de grado medio e incluso presentarse a la “reválida” de la ESO para obtener el título. Por otro lado, para los alumnos de 2º y 3º de la ESO que tengan dificultades para seguir el currículum ordinario se establecen los Programas de Mejora del Aprendizaje y Rendimiento.1
  • Determinación del currículum de las “asignaturas troncales” y de las “asignaturas de especialización de carácter opcional”: El gobierno central se reserva el establecimiento del currículum de las “asignaturas troncales” (Matemáticas, Ciencias, Lengua y Literatura, Historia e Idioma Extranjero), para acabar con las “insostenibles” diferencias entre comunidades. Los contenidos del resto de las asignaturas llamadas asignaturas de especialización de carácter opcional será elaborados por las comunidades autónomas, aunque los objetivos y los criterios de evaluación los fijará el ministerio. En cuanto a las lenguas cooficiales, que pierden la consideración de asignaturas troncales, el currículum correrá a cargo de la comunidad correspondiente.1
  • Subvención estatal a los colegios privados catalanes que acojan alumnos que no encuentren centros públicos o concertados que tengan “línea en castellano”: El gobierno central adelantará el dinero para pagar a los centros educativos de Cataluña que no sigan el modelo de inmersión lingüística en catalán que defiende la Generalitat de Cataluña por los alumnos que acojan que no hayan podido encontrar un colegio público o concertado que utilice el castellano como lengua vehicular. Ese dinero se descontará de las transferencias a Cataluña, por lo que en última instancia será la propia Generalitat la que acabe pagando por esos alumnos —unos 1.000 según el ministerio—. Según explicó el ministro Wert se trata de una medida «excepcional y transitoria» hasta que se cumplan las sentencias del Tribunal Supremo que obligan a la Generalitat a ofertar plazas de “línea en castellano”.2
  • Asignatura de religión: Se vuelve a dar plena validez académica a la asignatura de religión —contará en el expediente académico por lo que se contabilizará para pedir una beca, por ejemplo— y se establece una materia “alternativa fuerte” a la misma que se llamará Valores Culturales y Sociales en primaria y Valores Éticos en secundaria. Por otro lado desaparece definitivamente la materia Educación para la ciudadanía muy contestada por la jerarquía eclesiástica católica y por el propio Partido Popular.2
  • El papel del Consejo Escolar: El Consejo Escolar —en el que están representados la administración, la dirección, los profesores, los padres y, en su caso, los alumnos— sigue siendo el órgano de gobierno de los centros públicos y de los privados concertados, pero pierde atribuciones que pasan a la dirección del centro como los presupuestos, los proyectos educativos o los procesos de admisión de los alumnos. En los centros públicos también pierden peso a la hora de elegir al director.1
  • Autonomía de los centros: Los centros podrán especializarse en un área determinada, como ciencias o deportes, o en un tipo de enseñanza, FP o Bachillerato. Asimismo podrán implantar planes de mejora optando a fondos extraordinarios aportados por la administración. También gozarán de cierta autonomía a la hora de valorar la nota académica en el proceso de admisión al Bachillerato.1
  • Enseñanza privada concertada: La oferta de plazas se organizará atendiendo a la “demanda social” (es decir, si los padres piden un centro público o uno privado concertado), por lo que se elimina el compromiso del Estado de garantizar una plaza en un centro público en primaria y en la ESO.1
  • Conciertos con los colegios que separan por sexos: El proyecto de ley establece que los colegios exclusivos de chicas o de chicos podrán seguir recibiendo dinero público —en contra de lo establecido por algunas comunidades autonómicas como Andalucía—. Sin embargo, siguiendo las recomendaciones del Consejo de Estado la ley establece que los centros segregados que soliciten el concierto deberán justificar que su modelo educativo segregado es equiparable al del resto de centros que siguen el principio de la coeducación.2

El gobierno calcula que la implantación de la ley costará unos 400 millones de euros destinados fundamentalmente a financiar la nueva FP “básica” y los nuevos itinerarios en 3º y 4º de ESO. La mitad de esos fondos piensa obtenerlos del Fondo Social Europeo, con lo que no supondrá un aumento sensible del déficit público

Premio extraordinario al rendimiento académico – Comunicado del Centro

La antigua alumna del CEIP W. A. Mozart, Claudia Gonzále Mañes,  ha obtenido un premio extraordinario al rendimiento académico en la Etapa de Educación Primaria. Desde el equipo directivo queremos felicitar  en primer lugar a Claudia por el esfuerzo realizado y su dedicación; en segundo lugar a sus padres por creer en ella y apoyarla en todo momento y en tercer lugar, pero no menos importante, a todo el equipo docente del CEIP W. A. Mozart que desde Educación Infantil y hasta 6º de Primaria han aportado a la alumna los conocimientos, la ilusión por aprender y la curiosidad de conocer.

ESTAMOS DE ENHORABUENA

Google rinde homenaje al día universal del niño

1384932829666El 20 de noviembre se celebra el día universal del niño. Una fecha señalada que Google no ha dejado pasar por alto y por eso el ‘doodle’ del día es un friso de niños de todos los continentes.

zoomEl ‘doodle’ de Google dedicado a la infancia. El ‘doodle’ de Google dedicado a la infancia.
El día universal del niño es un día consagrado a la fraternidad y a la comprensión entre los niños del mundo y destinado a actividades para la promoción del bienestar y de los derechos de los niños del mundo.

En 1954, la Asamblea General de las Naciones Unidas recomendó que se instituyera en todos los países un día universal del niño y sugirió a los gobiernos estatales que celebraran dicho día, en la fecha que cada uno de ellos estimara conveniente. La ONU celebra dicho día el 20 de noviembre, en conmemoración a la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y de la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989.

POBREZA INFANTIL
Unos 18.000 niños fallecen cada día por causas que se pueden evitar, como la neumonía, la diarrea y el sarampión, según ha alertado Unicef Comité Español con motivo del día universal del niño.

Según Unicef, estas muertes están relacionadas con la pobreza extrema en la que viven los niños y podrían evitarse con el suministro de vacunas, alimentos, agua potable y tratamientos contra la desnutrición, causa que está detrás del 50% de dichos fallecimientos.

La organización se felicita, no obstante, del trabajo realizado por Estados, agencias internacionales y ONG en este terreno, que en solo 12 años (de 1990 a 2012) ha logrado reducir un 47% la mortalidad infantil. Ello implica 90 millones de vidas salvadas, destacó Unicef, aunque “queda mucho por hacer hasta conseguir que ni un solo niño muera por causas que se pueden evitar”.

Entre otras catástrofes, la agencia de Naciones Unidas destaca este año la guerra de Siria, que afecta de forma directa e indirecta a casi cinco millones de niños, de los que 1,1 millones viven en campos de refugiados. Asimismo, se refirió a los cinco millones de menores que sufren las consecuencias del reciente tifón de Filipinas.

Fuente: elperiodico.com