Semana de Lucha 15-18 octubre

Circular FAPA:

Estimadas juntas directivas de las AMPA,

Ante  la grave situación actual de recortes y el desmantelamiento que está sufriendo la educación como servicio público fundamental, la Confederación Gonzalo Anaya, integrada por FAPA Penyagolosa Castellón, FAPA-València y FAPA Enric Valor Alicante, se ha sumado a la semana de lucha convocada por el Sindicato de Estudiantes y a la jornada de huelga del próximo jueves 18 de octubre.  El objetivo  es, por tanto, rechazar conjuntamente, familias  y estudiantes, el  escenario actual que vive la educación pública a España y, concretamente, en la Comunidad Valenciana.  Esta convocatoria se ha hecho extensiva a todas las asociaciones de madres y padres de alumnos del Estado Español a través de CEAPA y pretende también parar otra nueva ley Educativa (la LOMCE) que no mejora el actual y que nace sin el consenso de la comunidad educativa.

Por todo esto, os proponemos que vuestra AMPA se sume a la Semana de la Lucha  y que, entre todos,  nos hagamos eco de esta movilización entre las madres y padres.  Adjuntamos la cartel de la Semana de la Lucha,  un documento explicativo y el  calendario de acciones programadas para esta semana.

Saludos cordiales

La Junta Directiva

 

NP supot vaga 18O_15octu2012

Semana de lucha conjunta familias-estudiantes

Anuncios

Fundación Khanimambo – www.dejateayudar.org – www.fundacionkhanimambo.org

Entra en http://www.dejateayudar.org o síguenos a través de twiiter con @dejateayudar
¿Necesitas sonreír? Los niños de Praia Xai-Xai en Mozambique quieren hacerte llegar sus donativos de felicidad a través de la Fundación Khanimambo para que los mires siempre que necesitas sonreír. Hazte socio. Déjate ayudar.

Los talibanes tirotean a una chica de 14 años por defender el derecho a estudiar

Ni noticias del Gobierno, ni de las próximas elecciones. Todas las cadenas de televisión de Pakistán abrieron el martes sus informativos con el ataque de los talibanes contra Malala Yousafzai, una estudiante de 14 años. ¿Qué había hecho esta cría para merecer su ira? Estudiar y defender el derecho de las niñas paquistaníes a recibir una educación, también en su comarca, el valle del Swat, al noroeste del país. El pistolero la ha alcanzado en la cabeza. La niña fue operada anoche en Peshawar. Los médicos han logrado extraerle la bala de la cabeza y se encuentra estable.

Malala iba a abordar el autobús de regreso a casa a la salida de su escuela en Mingora, la capital de la comarca del Swat, cuando un barbudo ha preguntado por ella y tras identificarla, ha disparado, según el relato policial difundido por las agencias de noticias. Otras dos niñas también han resultado heridas. Nada más conocerse la noticia, el primer ministro, Raja Pervez Ashraf, ha enviado un helicóptero para llevarla al hospital militar de Peshawar, la capital provincial. Las escuelas de su zona han anunciado que cerrarán mañana en señal de protesta.

Y es que Malala es una heroína local. Todo se remonta a 2009, cuando la BBC en urdu empezó a publicar el diario que escribía. El blog reflejaba, con los ojos de una niña de 11 años, el horror que había supuesto para su comarca el progresivo control de los talibanes desde 2007.

“Cuando hacemos fila en el patio por la mañana nos han dicho que no llevemos ropa de colores porque podría molestar a los talibanes”, escribió Malala bajo el pseudónimo de Gul Makai. En otra ocasión contó que iban al colegio con ropa de calle para que el uniforme no delatara que eran estudiantes. “Escondíamos los libros bajo el chal”, explicaba.

El valle del Swat, hasta entonces uno de los destinos turísticos favoritos de los paquistaníes por sus espectaculares paisajes, se transformó por completo bajo la férula de los radicales islamistas. Dirigidos por un antiguo operador del único telesquí del país, el tristemente famoso maulana Fazlullah, prohibieron la música, organizaron tribunales, impusieron su ley y ejecutaron a quien no la respetaba. También terminaron por cerrar las escuelas femeninas.

“Como hoy ha sido nuestro último día de clase, hemos decidido jugar un poco más en el patio. En mi opinión, la escuela volverá a abrir un día, pero cuando me iba he mirado al edificio como si no fuera a regresar nunca”, anotó Malala ese día.

Su identidad solo se conoció después de que el Ejército recuperara de nuevo el control del valle a mediados de 2009. Entonces, el Gobierno la condecoró por su valor y también recibió varios premios infantiles internacionales. Hija de un maestro, sus padres apoyaron su campaña y se mostraron orgullosos de ella. Con el reconocimiento, llegaron también las amenazas de los fanáticos.

Durante los tres últimos años, la comarca ha estado relativamente tranquila, a pesar de algunos atentados aislados. De hecho, miles de familias que huyeron de los talibanes han ido regresando poco a poco. Pero los extremistas no han perdonado el desafío de Malala.

“Era joven, pero estaba promoviendo la cultura occidental”, ha justificado el portavoz talibán, Ehsanullah Ehsan, en una llamada a Reuters para atribuirse la autoría del atentado. Su uso del pasado indicaba que la daban por muerta.

Malala, que primero quería ser médico y luego estudiar leyes para dedicarse a la política, estaba muy grave. Según un comunicado del hospital militar de Peshawar, la bala le entró por la oreja y llegó hasta el cuello.

Dos tercios menos de alumnos reciben este curso la beca íntegra de comedor

Alega que es la Conselleria de Educación y no los Consejos Escolares quien debe garantizar un «uso correcto» de los comedores escolares
El Consejo de Gobierno de FAPA-València, reunido este pasado sábado, ha rechazado el uso de las fiambreras en los centros públicos y ha alegado que es la Conselleria de Educación y no los Consejos Escolares quien debe garantizar un “uso correcto” de los comedores escolares.

La Federación de asociaciones de padres y madres de alumnos ha recordado en un comunicado que ya ha manifestado en varias ocasiones su disconformidad sobre la utilización del ‘tupper’ en los centros públicos, una oposición que ratificó el pasado sábado el Consejo de Gobierno después de estudiar las ‘Instrucciones de la Dirección General de Centros Docentes sobre el funcionamiento del servicio complementario de comedor escolar para el curso 2012/2013’.

Los consejeros de FAPA-Valencia consideran que no son los Consejos Escolares de centro sino la Conselleria de Educación quien tiene la responsabilidad “de garantizar que es el alumnado de un centro que hace uso del servicio de comedor, independientemente de la situación económica de sus familias, quien puede disfrutar de los recursos humanos y de la infraestructura necesaria para ofrecer un servicio con las condiciones básicas higiénicas y sanitarias” que establece la Organización Mundial de la Salud, la Comisión Europea, el Ministerio y la Conselleria de Sanitat.

“Es la Generalitat la que, con voluntad equitativa, debe sacar adelante una política fiscal que favorezca la redistribución de la riqueza, haciendo pagar más a los más tienen y promocionando una política de becas que evite la exclusión de los que menos recursos económicos tienen”, ha añadido.

Banco de libros

Asimismo, el órgano de Gobierno de FAPA-Valencia trató en la reunión sobre la propuesta del banco de libros. Al respecto, la entidad considera que es la Conselleria de Educación y no las asociaciones de padres de alumnos la responsable de garantizar que en todos los centros se lleva adelante una política de reciclaje y aprovechamiento de libros de texto para que “el 100 por ciento del alumnado sea beneficiario”.

En esta línea, ha añadido que también es competencia de la Conselleria hacer que las editoriales no modifiquen los formatos de los libros de un curso a otro. FAPA-Valencia ha pedido a los claustros su colaboración para que el alumnado use materiales que puedan ser reutilizados de un curso a otro.

Asimismo, la federación ha apuntado que proporcionará a las asociaciones los formularios y la ayuda necesaria para que todos los centros con problemas de faltad e profesorado, ratios “desorbitadas” o abandono de programas de compensatoria por falta de recursos, entre otros, puedan presentar denucnia ante el síndic de greuges.

Dos tercios menos de alumnos reciben este curso la beca íntegra de comedor
Los pocos consejos escolares que han debatido sobre la fiambrera han votado rechazar la medida

El corte en 15-16 puntos (rentas menores de 1.400 euros anuales mas otros condicionantes familiares y sociales) para asignar los alumnos beneficiados con la beca íntegra de comedor, que acaba de determinar la Conselleria de Educación para este curso, ha sido rechazada por padres y sindicatos docentes ya que calculan que dos tercios de niños, sobre el ejercicio pasado, se van a quedar sin la ayuda al cien por ciento, aunque crece el número de los que obtienen el 70 por ciento (rentas per capita inferiores a 3.752,66 euros al año).
El curso pasado fueron 65.000 los alumnos que percibieron las ayudas de comedor escolar; 10.800 los que la obtuvieron la del 70 % y 4.200 lograron la del 40%. Sin embargo, este curso, 20.000 escolares tienen la beca al 100 % (45.000 menos) y 60.000 al 70 %, según información facilitada por la Confederación de Padres de Alumnos Gonzalo Anaya de la Comunitat Valenciana.
«Esta distribución de las ayudas se derivan de la mala gestión económica del Consell que convierte las becas íntegras del 100 % en ayudas asistenciales a las familias en situación socioeconómica extrema« aseguró ayer el presidente de la Gonzalo Anaya, Tomás Sempere.
Tanto en la confederación como en una de sus federaciones la FAPA-Valencia, reclamaron una partida presupuestaria extraordinaria para ampliar estas ayudas de comedor a los estudiantes.
Esta misma organización de padres calcula que, este curso, Educación ha ejecutado un recorte de 7.175.760 euros en este concepto, derivados de la reducción del número de alumnos que recibe la beca íntegra, según los datos facilitados por la misma conselleria en base a las ayudas anuales (862 euros/alumno con ayuda del 100%, y 672 euros, con la del 70%). Además, recuerdan la desvinculación de las becas de comedor y la del transporte que ha dejado de sufragar la Administración.

El STE-PV, por su parte, aseguró que «la conselleria condena a miles de alumnos sin recursos a pagar el comedor» ya que, junto a los que no reciben ningún tipo de ayuda, los que tienen la beca al 70 % deben pagar sobre los 25 euros al mes por hijo (el 70 % del precio).
Los directores de los colegios públicos de Primaria también se mostraron desconcertados porque ayer, a primera hora, aun no habían recibido el listado de los estudiantes beneficiados con la beca, cuando el servicio de comedor comienza a funcionar el lunes, por lo que no sabían con cuántos comensales iban a contar ni cuántos monitores necesitarán.
Asimismo, los escasos colegios que han celebrado consejos escolares para decidir sobre la autorización del uso de fiambreras con comida de casa han rechazado la medida por unanimidad. En Castelló, seis centros han dicho que no.

Puerta abierta a que el docente sea monitor
Hasta ahora, los padres de alumnos „sobre todo madres„ se encargaban de cuidar como monitores a los alumnos que hacen uso del comedor escolar, además del director del centro, que es el responsable, y un profesor. Pero la Conselleria de Educación ha abierto la posibilidad de que los docentes también puedan dedicarse a estas tareas.
Mientras que para las madres que hacen de monitoras, muchas en paro, este trabajo les supone una ayuda, los profesores tendrían un complemento a su salario, en estos momentos de recortes.

Depende del sistema de gestión del centro, pero en la mayoría los monitores están en una lista y son contratados por las empresas que prestan el suministro de la comida. Una condición es tener el certificado de manipulador de alimentos y, también, realizan cursos como el de gestión de conflictos en el aula o de riesgos laborales.
Dependiendo del número de alumnos, la media al mes por este trabajo que incluye horas de patio, es de 400 euros. m. d./r. m. Valencia

FAPA-Valencia rechaza el ‘tupper’ en los colegios

Alega que es la Conselleria de Educación y no los Consejos Escolares quien debe garantizar un «uso correcto» de los comedores escolares
El Consejo de Gobierno de FAPA-València, reunido este pasado sábado, ha rechazado el uso de las fiambreras en los centros públicos y ha alegado que es la Conselleria de Educación y no los Consejos Escolares quien debe garantizar un “uso correcto” de los comedores escolares.

La Federación de asociaciones de padres y madres de alumnos ha recordado en un comunicado que ya ha manifestado en varias ocasiones su disconformidad sobre la utilización del ‘tupper’ en los centros públicos, una oposición que ratificó el pasado sábado el Consejo de Gobierno después de estudiar las ‘Instrucciones de la Dirección General de Centros Docentes sobre el funcionamiento del servicio complementario de comedor escolar para el curso 2012/2013’.

Los consejeros de FAPA-Valencia consideran que no son los Consejos Escolares de centro sino la Conselleria de Educación quien tiene la responsabilidad “de garantizar que es el alumnado de un centro que hace uso del servicio de comedor, independientemente de la situación económica de sus familias, quien puede disfrutar de los recursos humanos y de la infraestructura necesaria para ofrecer un servicio con las condiciones básicas higiénicas y sanitarias” que establece la Organización Mundial de la Salud, la Comisión Europea, el Ministerio y la Conselleria de Sanitat.

“Es la Generalitat la que, con voluntad equitativa, debe sacar adelante una política fiscal que favorezca la redistribución de la riqueza, haciendo pagar más a los más tienen y promocionando una política de becas que evite la exclusión de los que menos recursos económicos tienen”, ha añadido.

Banco de libros

Asimismo, el órgano de Gobierno de FAPA-Valencia trató en la reunión sobre la propuesta del banco de libros. Al respecto, la entidad considera que es la Conselleria de Educación y no las asociaciones de padres de alumnos la responsable de garantizar que en todos los centros se lleva adelante una política de reciclaje y aprovechamiento de libros de texto para que “el 100 por ciento del alumnado sea beneficiario”.

En esta línea, ha añadido que también es competencia de la Conselleria hacer que las editoriales no modifiquen los formatos de los libros de un curso a otro. FAPA-Valencia ha pedido a los claustros su colaboración para que el alumnado use materiales que puedan ser reutilizados de un curso a otro.

Asimismo, la federación ha apuntado que proporcionará a las asociaciones los formularios y la ayuda necesaria para que todos los centros con problemas de faltad e profesorado, ratios “desorbitadas” o abandono de programas de compensatoria por falta de recursos, entre otros, puedan presentar denucnia ante el síndic de greuges.