¿ Qué es el Consejo Escolar?

El Consejo Escolar del Centro estará formado por los siguientes miembros (centros de
nueve unidades):

– El Director/a del Centro, que será su presidente.
– El jefe o jefa de estudios.
– Siete profesores elegidos por el claustro.
– Ocho padres.
– Un padre representante del AMPA.
– Un concejal o representante del Ayuntamiento
– Tres alumnos de tercer ciclo de Primaria.
– El Secretario del Centro, que actuará de Secretario del Consejo, con voz y sin voto.

El Consejo Escolar del Centro tendrá las siguientes atribuciones:

– Establecer las directrices para la elaboración del Proyecto Educativo del Centro, aprobarlo una vez elaborado y evaluarlo, sin perjuicio de las competencias que el claustro de profesores tiene atribuidas en relación con la planificación y organización docente.

Asimismo, establecer los procedimientos para su revisión cuando su evaluación interna lo aconseje.

Decidir sobre la admisión de alumnado, con sujeción estricta a lo establecido en la Ley Orgánica 9/1995, de 20 de noviembre y disposiciones que la desarrollan.

– Resolver los conflictos e imponer las correcciones con finalidad pedagógica a aquellas
conductas del alumnado que perjudiquen gravemente la convivencia en el centro, de
acuerdo con las normas que regulen los derechos y deberes del mismo y promover
acciones de prevención. Previamente se habrá tratado de resolver los conflictos mediante
los pasos detallados más adelante.

– Aprobar el proyecto de presupuesto y su ejecución.

– Adoptar criterios para la elaboración de la programación general anual del centro,
aprobarla y evaluarla.

– Elaborar las directrices para la programación y el desarrollo de las actividades escolares
complementarias, visitas y viajes, comedores y colonias de verano, aprobar dichas
actividades en el plan general anual y evaluarlas en la memoria anual.

– Establecer relaciones de colaboración, con fines culturales y educativos, con otros
centros, entidades y organismos.

– Promover la renovación de las instalaciones y del equipamiento escolar, así como vigilar
su conservación.

– Supervisar analizar y valorar la actividad general del centro en los aspectos
administrativos y docentes.

– Hacer un informe de la memoria de las actividades y de la situación general del centro que con carácter anual presenta el equipo directivo.

– Analizar y evaluar el proceso de la enseñanza y aprendizaje en el centro, a través de los resultados de las evaluaciones y del análisis que en tal sentido realice el claustro de profesores.

– Analizar y evaluar cualquier informe y los resultados de las evaluaciones que, sobre el centro, realice la Administración Educativa.

– Aprobar el plan de normalización lingüística del centro y en su caso, el diseño particular del programa de educación bilingüe que tenga autorizado el centro.

– Conocer y proponer a la Consellería de Cultura Educación y Ciencia las relaciones del centro con las instituciones de su entorno.

– Establecer los criterios sobre la participación en actividades culturales, deportivas y recreativas, así como aquellas acciones asistenciales en las que el centro pudiera prestar su colaboración.

– Establecer su propio plan de trabajo para la ejecución de sus atribuciones.

– Aprobar el Reglamento de Régimen Interno del centro.

El Consejo Escolar del centro se reunirá preceptivamente una vez al trimestre y siempre que lo convoque su Presidente o lo soliciten, al menos, un tercio de sus componentes.

En el seno del Consejo Escolar del centro se constituirán como mínimo las siguientes
comisiones:

– De convivencia.
– Pedagógica.
– Económica.
– De comedor.

Las comisiones del Consejo Escolar del centro estarán compuestas, al menos, por el Director/a, dos maestros y dos padres, elegidos por el sector correspondiente de entre los miembros del consejo escolar.

Ayudas alumnos con necesidades especificas

El pasado sábado 12 de julio, se publicó la “Resolución de 3 de julio de 2014, de la Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, por la que se convocan ayudas para alumnado con necesidad específica de apoyo educativo para el curso académico 2014-2015”, cuyo enlace es:  https://www.boe.es/boe/dias/2014/07/12/pdfs/BOE-A-2014-7403.pdf

Tipos de ayudas:

a) Ayudas directas para el alumnado incluyendo al afectado por TDAH (trastorno por déficit de atención por hiperactividad) que requiera por un periodo de su escolarización o a lo largo de toda ella, determinados apoyos y atenciones educativas específicas derivadas de discapacidad o trastornos graves de conducta.

b) Subsidios por necesidades educativas especiales derivadas de discapacidad o trastorno grave de conducta para familias numerosas.

c) Ayudas para programas específicos complementarios a la educación reglada para alumnado con necesidad específica de apoyo educativo asociado a altas capacidades intelectuales.
El plazo de presentación de solicitudes se extenderá hasta el 30 de septiembre de 2014 inclusive.

¡Asóciate y Participa!

  Haz clic  en la imagen para ampliar

Imagen2

Los usuarios que estáis suscritos al blog habréis recibido una imagen errónea donde se ofrece información de reserva de libros desactualizada. La nota se preparó hace unas semanas para nuevos alumnos y en ella se incluyeron precios e instrucciones previstas que no se corresponden con las reales. Así que, para no marear, quedaros solo con la información publicada en el blog.

 

¿QUÉ ES UNA AMPA?

¿QUÉ ES UNA AMPA?

cropped-sin-titulo111.jpg

 Es una asociación sin ánimo de lucro, formada por padres y madres de alumnos de un centro educativo no universitario, cuya finalidad es la de participar e intervenir en la gestión del centro, con el fin de mejorar la educación y lograr un buen clima de convivencia del mismo. La inscripción a la misma es voluntaria y se puede pertenecer durante el tiempo que nuestros hijos permanezcan en el centro.

Nuestra responsabilidad es promover, junto con el equipo docente, ideas y acciones en pro de conseguir una escuela de calidad. El AMPA tiene un papel importante dentro de la comunidad educativa para:

  • Representar a los padres en el Consejo Escolar.
  • Vigilar la educación de nuestros hijos para que nada deteriore la calidad de su formación.
  • Fomentar y desarrollar el modelo educativo de nuestro colegio.
  • Informar y asesorar a los padres y madres de las actividades propias del AMPA, de forma individual y a través de las reuniones periódicas, en todo aquello que concierna a la educación de sus hij@s, y promover que ejerzan los derechos y deberes que tienen en esa labor.
  • Apoyar al alumnado y a las familias con necesidades educativas especiales o necesidades sociales.
  • Promover y potenciar la calidad educativa y la participación de la familia en la vida del centro.
  • Realizar actividades complementarias en beneficio de padres y alumn@s, fomentando la conciliación de la vida familiar y laboral.
  • Colaborar en las actividades educativas de los centros docentes.
  • Intentar ser un órgano abierto y accesible, al que todos los padres puedan acudir de una forma natural en busca de información y asesoramiento sobre las actividades propias de esta asociación.

El Consell agota el plazo para hacer los 14 nuevos colegios prometidos

Tan solo en la provincia de Valencia persisten más de 350 aulas prefabricadas

Hace menos de un mes que el presidente de la Generalitat reiteró que antes de acabar la legislatura estarán finalizados los 14 nuevos centros educativos que prometió en el debate de política general del año pasado. A las puertas del último año de legislatura, la Generalitat sigue sin licitar las “infraestructuras educativas” prometidas, la mayoría actualmente en barracones. Todo apunta a que las dificultades financieras y de gestión harán que el Consell acabe el mandato sin poder cumplir su compromiso, a pesar de la voluntad política de hacerlo.

Tan solo en la provincia de Valencia, en torno a 7.500 alumnos reciben clase en barracones. Buena parte de ellos aguardan a que se hagan los seis colegios de la provincia. Ocupan en torno a 27.000 metros cuadrados de equipamientos prefabricados. Así lo reflejan los primeros resultados del estudio sobre las infraestructuras educativas que prepara el PSPV-PSOE. Este parque escolar incluye unas 350 aulas, la mayoría de 45 metros cuadrados. Pero también numerosos espacios de 15 metros (un módulo estándar), 30, 60, 90 y hasta 120 m2 en algún caso. También se incluyen más de 150 aseos y otros equipamientos menores. No son solo aulas prefabricadas, ni tampoco provisionales, como se denomina en lenguaje políticamente correcto, ya que algunas tienen 10 o más años. “La provisionalidad solo se justifica por un corto periodo de tiempo”, defiende Miguel Soler, responsable del estudio y de la secretaría de Educación del PSPV.

Un decenio hace que salieron de un edificio de los años 50, los alumnos del colegio El Perelló, recuerda la que hasta mayo fue presidenta del AMPA, María Jesús Marco. “Para no correr riesgos nos pusieron aulas prefabricadas, donde en teoría”, puntualiza, “íbamos a estar como mucho dos años”. El de El Perelló es uno de los centros en barracones que forman parte de la media docena de nuevas infraestructuras anunciadas por Fabra en la provincia de Valencia, junto a otras ocho obras para Alicante y Castellón. Entre los seis centros de Valencia suman unos 6.500 metros cuadrados de módulos prefabricados que la Generalitat aspira a hacer desaparecer con nuevas construcciones. Tras meses esperando la licitación, familias y claustros de colegios de Náquera, Montserrat, Valencia, Almàssera, Paiporta y El Perelló iniciarán el próximo curso y puede que el siguiente en barracones. “Tenemos la impresión de que iniciaremos el curso sin que empiecen las obras”, confiesa Eric Gielen, presidente del AMPA del Emilio Lluch de Náquera. “En el sector de padres tememos que se vuelva a repetir la historia de promesas incumplidas”, añade. Algo parecido les sucede a las familias de vecino colegio de Montserrat, el Evaristo Calatayud de Náquera, que bate el récord de barracones con el Cremona de Alaquàs, o en el 103 de Valencia.

Gielen ha mantenido reuniones con responsables municipales y autonómicos, donde se ha hablado de plazos y han visto planos. El Ayuntamiento prepara terrenos para instalaciones provisionales cuando se haga la obra, “según el calendario fijado”, comenta Gielen, “pero no sabemos nada nuevo del proyecto”. María Jesús Marco también ha tenido reuniones parecidas y su percepción es que el colegio no se licitará antes de finales de agosto y que las obras podrían empezar antes de final de año y que podrían estar acabadas en el cuarto trimestre de 2015. “Estudiar en barracones es como estudiar en chapas”, afirma esta madre que en varias ocasiones ha tenido que ayudar a evacuar y achicar el agua de las instalaciones. Los padres procuran que no noten las deficiencias y eso se consigue, asegura, “gracias al nivel humano y educativo del profesorado”. Recuerda que hace años la directora solicitó ordenadores y le pidieron que para el aula de informática pusieran una alarma. “¿Para qué?, si le pegan una patada a la plancha y entran”, comenta con ironía. Al final, la consejería no puso ordenadores, pero el Ayuntamiento les facilitó unos.

En el 103, junto a la Ciudad de las Ciencias de Valencia, tienen pizarras digitales porque las han puesto los padres, pero no las pueden usar “porque nunca ha habido internet en las aulas”, cuenta Chus Algás, presidenta del AMPA. No tienen aula de informática y encima, se lamenta, “nos quieren juntar 4º y 5º de castellano, con planes de estudio diferentes”. Como el nuevo colegio sigue siendo un mero anuncio, hay familias que comienzan a llevarse los niños a otros centros. “Son muchos años esperando”, resume.

“Queremos quedarnos por la calidad educativa”

Otra vía de extinción de barracones es el vaciado progresivo del alumnado hasta poder integrarlo en otro colegio. Así desaparecerá el curso que viene el Josep Camarena de Gandia. Es lo que temen en el Ciutat de Cremona, de Alaquàs; por eso se han encerrado cien días en protesta por la supresión de la única clase de alumnos de tres años que mantenía.
El colegio Número 5 de Aldaia, nacido prefabricado y provisional hace cinco años, no tiene tampoco fecha de nueva construcción, aunque les han enseñado planos de dónde estaría emplazado y mantienen la esperanza. “Vives en la incertidumbre y casi das las gracias porque no te supriman la unidad de tres años, como al Cremona”, ironiza Nuria Crespo, directiva del AMPA, que confirma la estima por el proyecto educativo a pesar de las condiciones materiales. “Nos queremos quedar por la calidad de la enseñanza”, defiende. “Hay gente de otras zonas del pueblo que se ha apuntado aquí por eso y la calidad de los servicios y actividades”.
El José Soto Mico de Valencia es uno de los pocos centros en los que convive alumnado de Infantil hasta segundo de la ESO. Pero la secundaria está en barracones desde hace más de dos lustros. Los padres plantan un árbol cada curso donde la Generalitat anunció varios años un instituto para Patraix, “porque si nos conformamos, no tendremos instituto jamás”, recalca Germán Ramos, responsable del AMPA.
Para el colegio Sant Joan de Ribera, de Burjassot, los barracones son solo uno de sus graves problemas. “Es difícil de comprender nuestra situación”, reconoce Màrius Fullana, portavoz del AMPA, “dispersos en cuatro espacios y sin proyecto para un nuevo centro”. Alumnado y profesorado han pasado el curso repartidos entre un anexo del edificio original, declarado en ruina; unos barracones junto éste; otros barracones en el colegio Mare de Déu dels Desemparats de la misma localidad, y más aún en dependencias prestadas de un tercer colegio, el Villar Palasí. Lo malo es que, si las cosas no cambian, pueden seguir así el curso que viene.
Este colegio de Burjassot es uno de los que el Síndic de Greuges respalda en su demanda de un nuevo colegio, al igual que que el Villar Palasí, de Sagunt, cuya comunidad educativa confía en que le toque el siguiente anuncio de construcción de infraestructuras educativas. En 2008 les dijeron que sus alumnos de infantil estarían solo un año en barracones y desde entonces esperan escolarizados en 30 módulos de 15 metros cuadrados

Cultura Valenciana por Educación para la Ciudadanía y clases de 45 minutos el curso que viene

imagen134140mVALENCIA (EFE). Los alumnos de Primaria de la Comunitat Valenciana recibirán a partir del curso que viene clases de 45 minutos; tendrán al menos una sesión diaria de matemáticas, de castellano y de valenciano, y el inglés incrementará su presencia con tres horas a la semana en todos los cursos. Además, para los estudiantes de quinto de Primaria, se introduce la asignatura de Cultura Valenciana que sustituye a Educación para la Ciudadanía.

Así lo ha explicado en rueda de prensa la portavoz del Consell y titular de Educación, María José Catalá, quien ha informado de la aprobación del decreto de currículos y horarios de la educación Primaria, mediante el que se aplica la reforma educativa a la Comunitat.

Cultura Valenciana formará sobre la historia, geografía y patrimonio artístico de la Comunitat, que se impartirá una vez a la semana, preferiblemente en valenciano.

La asignatura de Coneixement del Medi se desdobla en dos, Ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales, de las que al menos una se impartirá en valenciano y la otra en la lengua que elija el centro (castellano, valenciano o inglés), ha explicado Catalá.

Además, habrá evaluaciones individualizadas al acabar tercero y sexto curso, mientras que, en lo que respecta a los libros de texto, la Conselleria apuesta por el fomento de los materiales propios y por la reutilización, y defiende que los centros promuevan metodologías didácticas innovadoras.

Los aspectos referidos al currículum, organización, objetivos y evaluación del alumnado se implantarán en primero, tercero y quinto de Primaria el curso que viene, mientras que en segundo, cuarto y sexto se aplicarán en el curso 2015-2016.

La consellera ha explicado que el horario lectivo se estructurará en treinta sesiones semanales de 45 minutos (hasta ahora había 25 sesiones), y que en cuarto y en sexto se introduce una hora de libre disposición del centro, para reforzar las áreas que consideren.

Este decreto permitirá mantener los libros de texto para el próximo curso en todas las asignaturas a excepción de dos, Coneixement del Medi e Inglés, cuyo currículo se modifica de forma sustancial.

MÁS INGLÉS

La Conselleria reforzará el horario de inglés, que se duplica en los primeros cursos, y la Música tendrá una mayor presencia dentro de la Educación Artística, ya que además de mantener su peso actual (tres sesiones semanales de primero a cuarto y dos en quinto y sexto) habrá una discriminación positiva a su favor.

Por lo que respecta a la evaluación del alumnado, habrá un mínimo de una sesión por trimestre, además de la inicial durante el primer mes lectivo.

Por otra parte, el pleno del Consell ha aprobado el decreto por el que se establecen los criterios para reservar suelo dotacional educativo, en el que se actualiza la normativa de 2005 y fija como novedad que los instrumentos de planeamiento urbanístico deberán presentar un apartado sobre las reservas de equipamiento docente.

También se ha autorizado la contratación, mediante convenio marco, del suministro de medicamentos antivirales con destino a los centros dependientes de la Conselleria de Sanidad, cuyo valor estimado será de 366,5 millones de euros en cuatro años.